Cuando mi papá tenía 11 años, él y su familia tuvieron que abandonar su casa y dejar atrás todo lo que tenían y conocían para escapar un régimen dictatorial, con la esperanza de pronto poder regresar a su patria. Los días se convirtieron en meses, los meses en años, los años en una vida entera y cada vez ese sueño de volver se veía más imposible. Ayer el hubiera cumplido 74 años y me encantaría poder ver con él como el pueblo cubano se está levantado para exigir sus derechos y lograr ese sueño de una CUBA LIBRE. #SOSCUBA #PATRIAYVIDA